Revista – Febrero – 2020

Revista – Enero – 2020
enero 9, 2020
San Blas
febrero 3, 2020

El Paraíso de Dios revelado
a los hombres

Año XVIII, nº 199, Febrero 2020

Sumario


1.- Escriben los lectores
2.- María nunca se doblegará ante el mundo (Editorial)
3.- La voz de los Papas – Fidelidad y firmeza
4.- Comentario al Evangelio – Jesús se ofrece al Padre por las manos de María
5.- Moisés, el varón elegido por Dios
6.- La Pasión de la Madre del Redentor
7.- Humildad, santidad, Eucaristía…
8.- Beata María de Jesús Deluil-Martiny – Fuego, lucha y holocausto
9.- Colégio Arautos do Evangelho – Formación académica y espiritual
10.- Heraldos en el mundo
11.- Sucedió en la Iglesia y en el mundo
12.- Historia para niños… ¿No se puede confiar en nadie?
13.- Los santos de cada día
14.- Vitrales de luz, vitrales del alma


Voz de los Papas

Fidelidad y firmeza

Cuanto más la Iglesia es hostigada por todas partes, cuanto más las falsas máximas del error y de la perversión moral infecten el aire con sus pestíferos miasmas, tanto mayor será, queridos hijos, vuestro mérito ante Dios


Comentario al Evangelio –  Fiesta de la Presentación del Señor

Jesús se ofrece al Padre por las
manos de María

Mons.-João-Scognamiglio-Clá-Dias

Mons. João Scognamiglio Clá Dias

             


Interpretando los deseos del Niño Jesús, Nuestra Señora y San José lo llevaron al Templo, cuarenta días después de la Navidad. Allí Él renovaría su entrega como víctima, sellando su holocausto y anunciando la
Corredención de su Madre Santísima


Moisés, el varón elegido por Dios

Ese niño, hermoso a los ojos de Dios, hizo de Israel un pueblo, una religión en marcha, perfilada alrededor de su ley como un ejército guiado por su bandera. El Señor le exigía solamente, en medio a las pruebas, una fe inquebrantable en su palabra


Mons. João Scognamiglio Clá Dias, EP

La Pasión de la Madre del Redentor

 
Teniendo como base los datos de las Escrituras, los veinte siglos de reflexión teológica de la Iglesia y algunas revelaciones particulares, Mons. João Clá Dias enaltece,
en su más reciente obra, el papel corredentor de
María en la Pasión de su divino Hijo


Historia para niños… o para adultos llenos de fé

¿No se puedeconfiar en nadie?

 

Después de haber expresado las incertidumbres que le agitaban su espíritu, el joven Nicodemo se sonrojó de vergüenza. Pero el anciano sacerdote lo miró con benevolencia y le dijo: “Te voy a hacer una confidencia…”




El paraíso terrenal, en el que Dios introdujo a nuestro
primer padre, era un lugar de maravillas, de esplendores
de inmensa felicidad, donde Adán disfrutaba de todas
las delicias que allí había depositado el Creador.
Él y Eva, no obstante, prevaricaron y fueron
expulsados de aquel mirífico Edén.

( Plinio Corrêa de Oliveira ) 


¡Suscríbase!

Si desea recibir mensualmente un ejemplar de la Revista Heraldos del Evangelio en su hogar haga clic en el botón.

¡Suscribase!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *